Todos vivimos la vida en base a los modelos que hemos adquirido desde nuestra infancia, es decir, recibimos y  procesamos la información de la realidad, la interpretamos y llegamos a algún tipo de conclusión, y en base a ello actuamos.

Un modelo mental, es un instrumento del pensamiento o representación de la realidad externa, mediante el cual, los seres humanos intentamos explicarnos cómo funciona el mundo externo. En palabras llanas, es lo que nos contamos acerca de la realidad que nos toca vivir, momento a momento, y cómo las interpretamos. 

Uno de los problemas más comunes en las personas, es la comunicación. El doctor en Psicología y Economía Chris Argyris ha creado “La escalera de la inferencia”, precisamente para explicar los problemas en la comunicación.

En este modelo cuando una persona habla, el que escucha lo hace utilizando su propio modelo de interpretación, basado en sus experiencias pasadas, prejuicios, gustos y afinidades. 

En este momento el cerebro, al que no le gustan nada las contrariedades o ambigüedades, se enfrenta a algo que no le quedó muy claro, por lo que inmediatamente busca en sus propios modelos y atribuye causas para comprenderlo.

He preparado para esta imagen para ti, para resumir de modo gráfico la Escalera de la inferencia, y recrear la manera en que deducimos o inferimos las cosas:

Te ha pasado alguna vez, estoy casi segura que sí, porque por lo menos a mí me ha pasado, que redactas y envías un correo a una persona, ya sea un amigo, un cliente, un compañero de trabajo, etc. con una intención X, según tu modelo mental, a ti te resulta muy claro, pero sucede que la otra persona en base a su mapa y modelo, interpreta algo que no tenía nada que ver con lo que tú querías comunicar, esta persona te responde el correo enfadado en el cual, por ejemplo, toma una decisión que no tiene nada que ver con la intención de tu comunicación, pues éste es un claro ejemplo de cómo se aplica el modelo de la escalera de inferencia.

Imagina que puedes aprender o idear formas de leer, interpretar o decodificar la vida, de manera más rápida, más eficiente, de modo de organizar tu día a día de una forma más potente, incluyendo acciones diferentes a las de otras personas que todavía no han llegado a donde tú estás.

Por qué te puede ser útil esto que te cuento.

Porque te permite gestionar e interpretar soluciones a problemas, que otras personas aún no están viendo, es cómo si te adelantaras a la realidad.

Te cuento un secreto, mi marido tiene un modelo mental mucho más visual que el mío, yo soy más sensitiva y emocional, pero sin embargo, él es muy observador, detallista, estratégico, y puede ver las cosas, en algunas ocasiones, mucho más rápido que yo, y esto en determinadas situaciones de nuestra vida, nos ha servido para adelantar soluciones más poderosas, que yo hasta ese momento no percibía, aumentando la posibilidad de obtener mejores resultados.

Así cómo también te digo que en otras oportunidades, mi modelo más perceptivo también tiene y ha tenido sus ventajas, el tema está en el equilibrio entre su modelo y el mío, aquí entra el tema de la cooperación y colaboración entre unos y otros.

Si colaboras y cooperas, SUMAS, de lo contrario restas y hasta puedes retroceder.

Cuando entiendes qué es lo que te está faltando, cuál es el área que tienes que mejorar, por dónde está fallando tu modelo mental, entonces comienzas a avanzar.

Cuando avanzas y te ves capaz de continuar caminando, la dopamina, oxitocina y serotonina comienzan a circular y danzar por tu cuerpo como un torrente, actuando como la gasolina del motor que te ayuda comprender y resolver nuevos retos.

¿Te acuerdas cuando aprendiste a caminar? 

Bueno… en realidad seguro que no 😉

Pero, lo más seguro es que, lo hayas hecho paso a paso, o es que a acaso comenzaste corriendo desde tu primer paso, verdad que no, pues de eso se trata, paso a paso, “sin prisa, pero sin pausa”

Si estás atento a tus necesidades, si puedes observar cuáles son los problemas que van surgiendo de manera consciente, también serás capaz de observar cuál es el modelo que aparece en ese momento y si no es el adecuado, estás a tiempo de buscar otro que sea válido para resolver este problemas.

Tu cerebro es como un GPS, le dices a dónde quieres ir, él calcula el recorrido y te lleva hacia tu objetivo, pero siempre ten encuenta de utilizar la función de recalcular el recorrido, para ello pon en marcha el poder de la adaptación, para ser capaz de amoldarte y adaptarte al contexto y situaciones que te tocan vivir.

Se trata de estar consciente a cada momento de lo que estás viviendo para darle seguridad a tu cerebro, que gestione los posibles caminos, recalcule y busque la nueva ruta si fuera necesario.

También puedes contrastar tu modelo con el de otras personas y continuar caminando, porque si te quedas enrocado en el tuyo y comienzas a decir “eso es imposible”, “no se puede”, “yo no llego”, etc, etc. , te quedas enganchado en tus paradigmas, sólo con tu óptica, mirando la vida con tus gafas, esto te puede llevar a decir que lo nuevo no existe o que no funciona.

Sí que es cierto, que de esta manera te estás evitando el dolor de pensar que hay otras formas de actuar, otras opciones y así evitas cuestionarte acerca de otros modelos, pero en este caso, simplemente te mueve el miedo.

Hay muchas personas que prefieren no cuestionar sus modelos mentales, yo lo hice durante mucho tiempo, pero sabes que, sufrí mucho por eso, demasiado te diría, pero las cosas tomaron otro color cuando por fin me animé a mirar fuera de mi ventanita, cambiar mi gafas y conseguir dejar de autosabotearme y obtener las herramientas para comprender que existen otros modelos mentales que puedo adaptar a mis necesidades.

Puedes pensar, que es más fácil creer que te estoy mintiendo con esto del cambio, pues entonces te invito a preguntarte:

¿Qué pasa si esto que me estás contando, a lo mejor es verdad? 

¿Qué pasa si abandono mi modelo mental actual y comienzo a explorar otros?

Cuando te permites pasar por el dolor del proceso de aprendizaje, pasar por las diferente fases del proceso del cambio (shock, negación, aceptación, reaprender, integrar) entonces estarás preparado para adaptarte y asumir el cambio.

Espero que te haya sido útil este artículo, ahora te toca a ti, si tienes dudas o comentarios estaré encantada de recibirlos. 

Gracias por leerme.

Hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .